¿Qué hago con los cartuchos de tinta usados?

Una vez que nuestra impresora termina por completo con un cartucho, ¿qué hacemos? Tenemos que tener claro, que algunos cartuchos se pueden reutilizar, sin embargo, hay que saber cuándo se pueden o no volver a usar.

Recordemos que para rectificar que el cartucho se puede utilizar de nuevo, es necesario que la tinta no se acabe en su totalidad. Si esto ocurre, entonces ya no los podrás rellenar nuevamente. Los cartuchos los puedes utilizar con rellenado al menos unas 3 veces, como máximo.

Una vez que tus cartuchos de tinta estén vacíos no los tires, recuerda que este material le afectaría demasiado al medio ambiente por lo lento de su descomposición. En caso de que los quieras botar, ¡piénsalo mejor! Hoy en día, estos objetos que tú no necesitas, valen dinero.

Gracias al avance de la tecnología, se han desarrollado diferentes opciones para que este tipo de desechos, sirvan para volverlos a usar como algo nuevo. Estos cartuchos o tóner vacíos se llevan a las empresas que realizan remanufactura para que les cambien lo que tienen dañado, recargarlos de la tinta correspondiente y volver a utilizarlos.

 

Existen empresas alrededor del mundo, que se enfocan en este sector de remanufacturado, es importante conocerla para que le saques el máximo provecho a tus cartuchos vacíos.

Lo que la remanufactura ofrece es un cartucho completamente nuevo, gracias a las pruebas y cambios que se le realizan en el proceso. Este es un cartucho que es compatible hasta con las marcas más conocidas y la calidad de impresión puede ser hasta mejor que con un cartucho original.

Estos cartuchos valen dinero porque estas empresas los compran. No los deseche, que además de dañar el ambiente está perdiendo un dinero que nunca está demás. Contacte a las empresas de su cuidad y lleve todos los cartuchos o tóner vacíos que tengas.

¡No tires los cartuchos de tinta, son muy contaminantes!

También podrías reciclar el material de los cartuchos, muy pocos europeos contribuyen con este tipo de reciclaje, independientemente, deberíamos tener alguna conciencia sobre esto, ya que todos tenemos la oportunidad de contribuir con el medio ambiente.

Si arrojas los cartuchos a la basura, estarás lanzando un alto nivel de contaminación a todo el mundo, ya que lo que quede en los cartuchos de tinta o polvo, se convertirán en contaminantes para ríos, mares, lagos y hasta el aire que respiramos. El tiempo de degradación de uno de estos artículos puede tardar hasta 300 años, así que no pierdas la oportunidad de ser ambientalista y también ganar dinero.

La función de los cartuchos remanufacturados son de la mejor calidad, se puede decir que ahorrarías casi la mitad de lo que cuesta un cartucho original y tendrías una vida útil de hasta tres veces más.

Antes de entregar los cartuchos, debes asegurarte que estén en las mejores condiciones para que las empresas puedan trabajar en ellos.

Consejos para conservar un cartucho usado

  • Los cabezales no pueden estar forzados, deben estar tal y cual vinieron.
  • Tenerlos en una temperatura ambiente, procurando que no les afecte el calor.
  • No deben exponerse al sol por demasiado tiempo.
  • Le recomendamos que evite por completo el polvo y para eso debe envolver el cartucho con papel plástico.

Toma estas previsiones antes de llevar el cartucho a su venta. Así tendrás éxito  con el artículo y ganarás dinero extra.

Además de la opción de remanufactura, también está la del reciclado. Hay ciertas dudas en este aspecto, ya que no sabemos en dónde o cómo se reciclan. Hoy en día, hay muchas campañas de reciclaje, los contenedores que nos encontramos regularmente son para: papel, plástico, orgánico, vidrio. En otros casos también se pueden encontrar para casos más específicos como: bombillos y pilas, tanto de teléfono como de artículos de batería.

Como podemos notar, no es normal encontrar recipientes para cartuchos. Para esto podemos dirigirnos a alguna institución que se especialice en reciclaje, así podemos asegurarnos de que no lo botarán donde no se debe.

¡Éstas no son las únicas opciones! Es posible que puedas reutilizar tus cartuchos si tienes una habilidad artística e inspiración. En páginas de Internet, como Pinterest, podrás encontrar ideas increíbles para hacer objetos útiles con cosas que jamás pensaste que podrías ser válidas.

Por ejemplo, por los cartuchos de tóner, se podrá ver una especie de vacío adentro, lo que funcionaría como una lámpara. Así, tendrás un objeto completamente reciclado y hecho por ti.

Las impresoras nos dan este dolor de cabeza, en primer lugar porque la tinta debe ser completamente compatible con la impresora, por lo cual debes asegurarte cuál es la que tu máquina utiliza, recuerda que existen diferentes tipos de tintas.

Después de ello, no siempre los cartuchos se dañan con facilidad, también podemos ahorrar la tinta para que duren un tiempo más prolongado. Hay opciones que puedes tomar para que el cartucho rinda más.

Aunque, si sabemos ofrecer nuestros cartuchos para la venta de las empresas de manufactura, entonces tendremos la oportunidad de otorgarle una buena función a nuestros cartuchos vacíos y también ganar un poco más de dinero, para poder volver a comprar otro tóner, bien sea remanufacturado u original.

Los cartuchos son delicados a la hora de comprarse y también cuando se terminan. Ya que pueden ser muy contaminantes para el medio ambiente y también suelen costar demasiado. Hay maneras de ahorrar dinero para que no tengamos que comprar siempre los más costosos.

Los tipos de cartucho con los que puedes contar para ahorrar son los cartuchos que nombramos anteriormente, remanufacturados, los cuales salen de aquellos que se han usado, se les hace un proceso de renovación que consta en arreglarle la pieza que tiene dañada, se rellena con tinta, se prueba y estarán listos para volver a utilizarse 100% nuevos.

También existen aquellos cartuchos recargables para que puedan ser utilizado muchas veces mediante recargas de tinta. Todo ello enfocados en el tipo de tinta que se utiliza.

Para terminar la idea, lo que puedes hacer con los cartuchos es venderlos a la industria manufacturera, llevarlos a alguna institución de reciclaje y reutilizarlos para hacer objetos del hogar.

 

Categorías